Pandas hacen tres ¡hurras! por Cupido

Depués de meses de una insoportable indiferencia, una pareja de gigantes pandas del zoológico de San Diego, California, se apareó no una, ni dos, sino tres veces en el mismo día y sin más ayuda que su pasión natural.

Bai Yun mostró elocuentemente que sus preferencias no son por caballeros mayores.Los científicos descartan de que esto haya sido producto de una flecha escapada del arco de Cupido o de algún otro capricho de la diosa naturaleza.

“Hemos mejorado nuestro entendimiento de cómo crear un ambiente adecuado”, dijo a la BBC Yadira Galindo, portavoz del zoológico al explicar cómo lograron acercar en el amor a los osos cuya reproducción en cautiverio viene dando sus dolores de cabeza.

Todo empezó cuando se dieron cuenta de que Bai Yun (la dama) no se mostraba interesada por caballeros maduros, lo que llevó a los responsables de ese centro en California, a la adquisición del joven Gao Gao.

Gruñidos para Gao Gao

Como estos tipos de osos son animales solitarios, macho y hembra viven en este zoológico en espacios separados que se comunican a través de una puerta vaivén.

Hace algunas semanas atrás, los veterinarios observaron que Bai Yun comenzó a comer menos, se volvió más activa y por una razón aún inexplicable, se dedicó a chapotear en el agua.

Ambos por otra parte se empezaron a lanzar gruñidos a través de la puerta divisoria.

Luego de confirmar a través de análisis de orina que Bai Yun estaba en celo, los cuidadores intercambiaron a los osos de morada de modo que pudieran explorar por unas horas con su olfato sus respectivos olores.

Al día siguiente (lunes), los veterinarios al notar que Bai Yun, tras algunos gruñiditos, había elevado su rabo, salieron corriendo a abrir la puerta que separaba a los dos potenciales amantes.

“Se aparearon de una vez”, dijo casi exhultante Yadira Galindo. “Luego cada uno se fue por su lado. Cerramos entonces la puerta. Después ocurrió dos veces más en el mismo día”, agrega.

Hacia el martes, Gao Gao ya no tenía interés en cruzar la puerta y apenas gruñó un par de veces a Bai Yun.

Esperando el bebé

Para la directora del Programa Yangtze de la Fundación Vida Silvestre (WWF), Karen Baragona, la experiencia de cruza de pandas en cautiverio es interesante pero no agrega demasiado a los esfuerzos de conservación de esta especie.

La mayora de los nacimientos en cautiverio son producto de inseminación artificial.Sostiene en tal sentido, que mucho más importantes han sido las medidas de protección y reforestación que aplicó China a partir de 1998.

“Mientras se logre proteger su habitat, los pandas no exhibirán esas irregularidades en procreación que observamos cuando están en cautiverio”, dice la especialista.

Pero Jim Harkness, ex director de la WWF en China, si bien coincide con su colega en cuanto a tales avances, no descarta el éxito del zoológico de San Diego.

Esto prueba que los “pandas no necesitan Viagra, videos pornográficos u otros estímulos artificiales que se han intentado usar para elevar su interés sexual si se les provee del ambiente adecuado”, dice.

Más allá de la conclusiones científicas, en San Diego, los cuidadores del zoológico siguen de cerca a Bai Yun, con la esperanza de que otros gruñidos (ya no para Gao Gao, sino más bien como consecuencia de Gao Gao), anuncien dentro de poco un nuevo integrante a la familia de 1.600 pandas que quedan en el mundo.

Fuente:  BBCMUNDO.com

Comments are closed.