‘Nemo’ sabe cómo volver a casa

El extraordinario instinto hogareño que tienen los peces de arrecifes de coral ha sido dado a conocer por un grupo de investigadores.

Cerca del 60% de los peces payaso jóvenes dieron con el camino a casa.
Los científicos monitorearon a dos especies de larva de pez de arrecife coralino para ver hacia dónde se dirigían los jóvenes luego de pasar semanas, e incluso meses, madurando en el océano abierto.

El grupo descubrió que la mayoría de los peces payaso color naranja -vueltos famosos por la película Buscando a Nemo- y los peces mariposa vagabundos regresaban al arrecife en el que habían sido incubados.

En el estudio, que se puede leer en la publicación Science, el equipo investigador dijo que el descubrimiento podría tener implicaciones para la protección marina.

“Los peces marinos ponen huevos muy pequeños, y cuando lo hacen, son soltados dentro de la columna de agua”, explicó el coautor del estudio, el profesor Geoff Jones, de la Universidad James Cook en Queensland, Australia.

“Se desarrollan dentro dentro de larvas realmente diminutas que, pensamos, viajan a la deriva en las corrientes de agua, algunas veces por meses”.

“El eslabón que estaba perdido en nuestra comprehensión de los peces de arrecifes coralinos siempre ha sido: ¿y a dónde van las larvas?”.

La ayuda de mami

Sin embargo, hasta ahora, encontrar la respuesta ha sido extremadamente trabajoso: adherir monitores a las minúsculas larvas no es una tarea fácil.

El estudio se realizó en un pequeño arrecife de la bah�a de Kimbe.Así que el equipo internacional de investigadores enfrentaron el problema con la ayuda de la madre.

Lo hicieron de esta manera: recogieron hembras en un área de 0.3 kilómetros cuadrados de arrecife en la Bahía de Kimbe, Papúa Nueva Guinea, y les inyectaron con un raro isótopo estable de bario.

Las hembras pasaron el isótopo a sus vástagos en desarrollo, y así la sustancia se acumuló en sus huesos, dándole al pez bebé marcas químicas únicas.

Pocas semanas después, el equipo retornó al coral y recogió a los peces jóvenes para hacerles pruebas y revisar si portaban el “monitor”.

“Encontramos que el 60% -más de la mitad- habían regresado a la reserva de la pequeña isla, lo cual fue un resultado inesperado”, dijo a la BBC el profesor Jones.

Hazaña

Los científicos no saben bien cómo es que los coloridos peces payaso naranja y los peces mariposa vagabundos lograron esta hazaña, pero esperan descubrirlo con nuevas inevstigaciones.

“Quizá se mantienen de alguna manera en contacto sensorial con su isla de origen y son capaces de seguir en su posición sin terminar lejos a la deriva”, dijo Jones.

“O quizá continúan yéndose lejos, pero tienen un mecanismo hogareño para nadar de regreso a su arrecife original”.

Aunque el estudio fue realizado en dos especies, el profesor Jones piensa que el hallazgo podría aplicarse a otros peces de arrecife de coral, y si ése es el caso, podría tener consecuencias para la conservación marina.

El experimento muestra que las pequeñas reservas marinas son una buena forma de proteger especies que están siendo pescadas en exceso, dijo, porque habría suficientes peces jóvenes regresando al área como para sostener un buen número con el paso del tiempo.

Fuente: BBCMUNDO.com

Comments are closed.