Un millón de especies catalogadas

Un esfuerzo científico global para clasificar a todos los organismos vivos del planeta logró catalogar a más de un millón de especies.

Éstas, sin embargo, son sólo poco más de la mitad de las especies conocidas en el mundo.

El llamado Sistema Integrado de Información Taxonómica-Catálogo de la Vida, es compilado por unos 3.000 biólogos alrededor del mundo.

Se espera integrar todos los datos en una lista única y coherente que se cree estará lista en el 2011.

“A pesar del actual interés que existe en la biodiversidad, todavía no tenemos un catálogo confiable y completo de las especies conocidas en la Tierra”, dijo a BBC Ciencia el doctor Oscar Flores Villela, investigador de la Universidad Nacional Autónoma de México.

El científico trabaja actualmente en el primer atlas de anfibios y reptiles de México, que será integrado eventualmente en el Catálogo de la Vida.

Clasificación

El proyecto es coordinado por científicos de la Universidad de Reading, en Inglaterra, y del Museo Nacional Smithsoniano de Historia Natural en Estados Unidos.

El objetivo es tener acceso a los datos que mantienen varias organizaciones científicas en el mundo, cada una especializada en un área específica.

El catálogo ha logrado clasificar hasta ahora 1.009.000 especies.

Los investigadores esperan catalogar un total de 1.750.000, que se cree son todas las especies conocidas del planeta.

“Hay diferentes cálculos de las especies en el planeta”, dice el científico mexicano.

“Desde los que dicen que hay 1.750.000, hasta los que hablan de más de dos o tres millones de especies, por las que no se han descubierto aún”, afirma el investigador.

El Catálogo de la Vida no incluye las especies fósiles del pasado, pero sí incluirá a todos los organismos vivos, desde plantas y animales hasta hongos y microorganismos como bacterias, protozoarios y virus.

Nombres

“La taxonomía (la ciencia de organizar a los organismos vivos en un sistema de clasificación formal) comenzó a utilizarse en los 1770 con las publicaciones de Lineo”, explica el doctor Flores.

32% de los anfibios está en peligro de extinción.Todas las listas que se compilan son revisadas y corregidas técnicamente por otros científicos para después integrarlas en un software especial para el catálogo.

Los científicos intentan también incluir una lista de nombres aceptados internacionalmente, lo cual, dicen, ayudará a los investigadores a comparar la diversidad de la vida en varias regiones del mundo.

“El proyecto no es nada fácil -dice el Dr. Flores- porque nos encontramos con los llamados problemas de nomenclatura”.

“Estos surgen cuando se describe una especie en un lugar, y otro investigador la vuelve a describir en otro lugar, quizá con otro nombre, sin tener conocimiento de que ya ha sido descrita”, afirma el especialista.

En el catálogo de la vida, además del nombre científico de cada organismo, se incluyen también los nombres comunes en inglés, español y francés.

“Hay una gran controversia en torno a los nombres comunes” dice Oscar Flores.

“El problema es que una misma especie puede tener diferentes nombres comunes, entonces, ¿cuál nombre común debemos asignar, y cómo saber que realmente hace referencia a una especie determinada?”.

El Catálogo de la Vida, incluye también la clasificación científica de la especie y la información de su distribución en el planeta.

Anfibios y reptiles

Según el doctor Flores, “en México existe aproximadamente un 10% de la biodiversidad del planeta”.

Nueva especie de invertebrado descubierto recientemente.“Y en el caso de anfibios y reptiles es el país que tiene más especies en el mundo, lo cual lo hace un país muy interesante para estudiar la biodiversidad”.

“En México tenemos unas 1.200 especies de anfibios y reptiles pero creemos que podemos tener unas 1.300 o 1.400, que hasta ahora no están descritas”, señala el investigador.

El proyecto, dicen los expertos, es de gran importancia en momentos en que el mundo enfrenta cada vez más la amenaza de la desaparición de especies.

“Muchas especies ya se perdieron y nunca las conocimos” señala el investigador mexicano.

“En México hemos perdido más del 50% de la cobertura de la vegetación natural del país con la consecuente pérdida de hábitat de las especies”.

“Es por eso que esperamos producir este atlas en unos cinco años”, afirma el Dr. Flores.

“Es un trabajo maratónico, pero indispensable para poder contar con una guía de campo de los anfibios y reptiles de México”.

Fuente: BBCMUNDO.com

Comments are closed.