Pandas que no paren ni con porno

La orden divina de “creced y multiplicaos” tiene particular importancia entre especies en peligro de extinción, por razones más que obvias.

Pero el cumplimiento de esta máxima depende de la buena voluntad de las partes involucradas en ese proceso genético-matemático.

De nada sirvió mostrarle a Chuang Chuang imágenes de otros osos más amorosos.Y de esta norma no se salvan ni los pandas, sobre todo si tenemos en cuenta que quedan muy pocos.

La sexualidad de estos osos tiene las limitaciones que impone la naturaleza.

Su función reproductiva se limita a apenas tres días de intensidad lúdica cada primavera, que es cuando la hembra entra en celo.

Ambiente romántico

Por ello, cuando los solícitos guardianes del zoológico de la ciudad de Chiang Mai, Tailandia, notaron que Lin Hui, una osa panda de 100 kilogramos de peso, estaba dispuesta a preservar la especie durante esas 72 horas primaverales, trataron de convencer a Chuang Chuang, su compañero, de que era hora de cumplir con su deber.

No se trata de una tarea fácil: los osos panda tienen un índice de deseo sexual muy bajo y se inclinan por la pereza.

Los encargados del zoológico decidieron darle una mano a Chuang Chuang, en el sentido figurativo del término.

En primer lugar, trataron de recrearle el ambiente romántico de su China natal, de las montañas de Sichuán, en una habitación fría, con neblina nostálgica.

De nada sirvió, pero no se rindieron.

Videos pornográficos

De alguna manera, se las arreglaron para conseguir videos pornográficos con imágenes de otros osos más amorosos, algo que había tenido resultados positivos en China en 2004.

Según el jefe del departamento de investigación del zoológico, “Chuang Chuang parecía responder a los sonidos que provenían de la grabación” pero, a fin de cuentas, lo único que quería era jugar.

“Es un bebé grande”, dijo el investigador tailandés.

Como la supervivencia de esta especie no está para juegos, el zoológico decidió sedar a Chuang Chuang para obtener semen de este poco romántico oso, con el fin de inseminar a Lin Hui de forma artificial.

La ciencia y la preservación están por encima del placer. Parece una historia muy humana.

Fuente: BBCMUNDO.com

Comments are closed.