“Urge” reclasificar drogas de abuso

Científicos británicos proponen un nuevo sistema de clasificación de sustancias de abuso, porque el actual, dicen, no funciona.

Los investigadores, proponen una clasificación que, alegan, refleje más adecuadamente los peligros de las sustancias de abuso.

La marihuana fue clasificada en 11º lugar en el nuevo sistema.La nueva clasificación coloca al alcohol y al tabaco entre las sustancias más peligrosas, más dañinas que el cannabis y varias otras drogas ilegales como el éxtasis y el LSD.

El estudio, publicado en la revista The Lancet, fue llevado a cabo por la Academia de Ciencias Médicas de Gran Bretaña, y ha sido recibido positivamente por los expertos.

“Yo soy partidario de que el alcohol y el tabaco queden incorporados como drogas tremendamente dañinas para la salud de la población”, dijo a BBC Ciencia el doctor Humberto Guajardo, Director de la Unidad de Adicciones de la Facultad de Medicina de la Universidad de Santiago de Chile.

“Pero no debemos generar comparaciones con el cannabis o el éxtasis porque éstas tienen también acciones muy perjudiciales”, afirma.

Daños

Los investigadores pidieron a un panel de expertos que clasificara 20 sustancias distintas en nueve categorías individuales.

El alcohol y el tabaco son más dañinos que el cannabis, dice el estudioEl nuevo sistema clasificó a las sustancias de acuerdo con tres factores principales que, combinados, determinan el daño asociado a una sustancia de abuso:

1. El daño físico causado al individuo

2. La tendencia de la droga a inducir dependencia

3. El efecto de la droga en familias, comunidades y sociedad.

Para que los expertos tuvieran puntos de referencia familiares, fueron incluidas cinco sustancias cuyo uso es legal: alcohol, tabaco, khat, solventes y nitrato de amilo (o “poppers”).

La heroína fue clasificada como la sustancia más peligrosa, seguida de la cocaína y los barbitúricos.

Pero el éxtasis y el LSD, que hoy se clasifican como drogas tipo A, -en el rango de las más peligrosas- fueron colocadas en el 18º y 14º lugar.

Y el alcohol y el tabaco fueron colocados entre las más peligrosas, en quinto y noveno lugar respectivamente.

Según los expertos, los actuales sistemas de clasificación -que las divide en drogas tipo A, B, o C -son demasiado arbitrarios y no ofrecen información específica sobre los riesgos de cada droga.

También, dicen, esta clasificación coloca demasiada importancia a las reacciones inusuales, que quizás afectan a un número pequeño de usuarios.

Los mensajes que infunden pánico, dicen los expertos, no logran disuadir a la gente.

Simplemente sirven para socavar la confianza en las advertencias sobre los peligros de las drogas.

Políticas

Los científicos subrayan el hecho de que, en el Reino Unido, cada semana muere una persona a causa de envenenamiento alcohólico.

Em Gran Bretaña el uso de éxtasis es muy extendido.Sin embargo, cada año ocurren unas 10 muertes relacionadas con el uso de éxtasis.

El doctor Fajardo afirma, sin embargo, que no se deben menospreciar los daños que causan otras drogas como el cannabis y el éxtasis.

“Éstas tienen acciones muy perjudiciales a la salud y potencialmente son causan una adicción mucho más rápida que las otras drogas”, afirma el experto.

“Estas sustancias generan una disfuncionalidad en la personalidad y la conducta y el individuo ni siquiera es consciente de que estas drogas le están produciendo esa disfuncionalidad”.

Lo cierto es que las sociedades enfrentan el enorme problema de que las sustancias ilegales nunca han estado tan fácilmente disponibles ni han sido tan ampliamente usadas.

Según los investigadores, uno de los principales beneficios del nuevo sistema es que puede ser fácilmente actualizado para que logre reflejar las nuevas investigaciones.

Éste, afirman, es un verdadero paso adelante en la clasificación de narcóticos basado en evidencia.

En el Reino Unido, cada fin de semana 500.000 jóvenes toman éxtasis rutinariamente.

Esto, dicen los expertos, demuestra que las actuales políticas antinarcóticos necesitan una reforma urgente.

“Creo que el alcohol y el tabaco deberían ser clasificadas en el mismo rango que el éxtasis, el LSD y el cannabis” afirma el doctor Humberto Guajardo.

“Porque no cabe la menor duda de que todas son drogas que producen daños importantes tanto al individuo como a la población”.

“Es por eso que los gobiernos deberían establecer restricciones y advertencias más importantes para la sociedad”, señala el experto.

El gobierno británico, sin embargo, afirma que por el momento no tiene intención de revisar el sistema de clasificación de narcóticos.

Fuente:BBCMUNDO.com

Comments are closed.