Tumores cerebrales que se encogen

Un nuevo tratamiento para cortar el flujo de sangre a los tumores cerebrales ha dado buenos resultados en las pruebas clínicas.

Sin embargo, los médicos estadounidenses que estudian el tratamiento dicen que aún no es claro si la droga AZD2171 extenderá las vidas de los pacientes con cáncer cerebral, uno de los más mortales que se conocen.

El tratamiento de los glioblastomas puede ser muy difcil.Las pruebas, publicadas en la revista Cancer Cell, fueron llevadas a cabo en 16 pacientes con tumores cerebrales conocidos como glioblastomas.

En ocho de ellos, el cáncer se encogió en la mitad o en más después del tratamiento.

El medicamento interfiere con los esfuerzos del tumor para proveerse con suficiente sangre, mediante la creación de nuevos vasos sanguíneos a su alrededor.

Sin suficiente sangre y el oxígeno que ésta contiene, partes del tumor no pueden crecer más y pueden empezar a morir.

Esperanza de vida

Todos los pacientes involucrados en el estudio tenían glioblastomas que habían vuelto a aparecer a pesar de haberse sometido a tratamientos convencionales como cirugía, radioterapia y quimioterapia.

Normalmente, las perspectivas para estos pacientes son extremadamente malas, con una esperanza de vida de menos de seis meses en la mayoría de los casos.

El doctor Tracy Batchelor, quien dirigió la prueba, dijo: “Los pacientes con glioblastomas recurrentes necesitan desesperadamente alternativas de tratamiento nuevas y efectivas”.

“Aunque éstos son los resultados preliminares de una prueba inicial, parece que estos agentes pueden tener un papel cada vez más importante en el tratamiento de pacientes cuyos tumores han vuelto a aparecer; también es posible que sirva en pacientes recién diagnosticados”.

Pasado un mes de la primera dosis de la droga, los tumores empezaron a reducirse en la mayoría de los pacientes.

Provisión de sangre

En general, tres cuartas partes de los pacientes vieron reducido el tamaño de sus tumores en un 25% o más, y la mitad de los pacientes tuvieron una reducción de al menos un 50%.

Esto abre la posibilidad de que una quimioterapia tradicional aplicada después de la nueva droga sea más efectiva.

Los investigadores aclararon que estos resultados son preliminares y que se publicaron antes de que el efecto del medicamento en los tiempos generales de supervivencia puedan ser evaluados.

Julie Sharp, de la organización Cancer Research UK, dice que el tamaño relativamente pequeño de la prueba significa que se necesita más evidencia del poder del tratamiento.

“Varios equipos de investigación alrededor del mundo están investigando drogas que por su potencial para atacar el cáncer de cerebro atacan el abastecimiento de sangre a un tumor”.

“Este estudio inicial muestra algunos efectos positivos en pequeños grupos de pacientes”.

“Sin embargo, se necesitará una investigación de largo plazo en un grupo más grande de personas antes de que podamos saber si esta droga tiene un verdadero potencial de tratar esta forma de cáncer cerebral”.

Fuente:  BBCMUNDO.com

Comments are closed.