Más basura en la era digital

Una infortunada consecuencia de la vertiginosa era digital actual, es que deja una estela de equipos obsoletos que van a parar a la basura.

Un estimativo sugiere que para 2010, se arrojarán a la basura 100 millones de teléfonos y 300 millones de computadoras personales.

La mayoría de estas contiene un cóctel de substancias tóxicas que incluye el plomo, el mercurio y el arsénico.

Actualmente, buena parte de este desperdicio termina, frecuentemente de manera ilegal, en basureros alrededor del mundo, especialmente en países en desarrollo.

La Unión Europea está trabajando en nuevas leyes para promover el adecuado manejo de lo que llama las e-basuras.

Está preparando una directiva al respecto que asegurará que los fabricantes tengan mayor responsabilidad en el adecuado manejo de computadoras y teléfonos viejos.

Veneno mortal

Las computadoras y los teléfonos móviles contienen una gran variedad de químicos y plásticos que pueden causar daño grave si no se manejan correctamente al ser arrojados a la basura.

Frecuentemente los desechos de computadoras son enviados a pa�ses en desarrollo.Eric Karosfky de la firma AMR Research asesora a firmas acerca del manejo de esos problemáticos desperdicios.

“Hay toda clase de problemas. Estos son materiales tóxicos que deben ser recogidos y reciclados de manera apropiada”.

Agrega, “De lo contrario, hay severos riesgos ambientales para la población que vive cerca de los botaderos de basura y para el mundo”.

Siente que a menos que las compañías sean castigadas, siempre habrá desechos de computadoras que terminen siendo llevados ilegalmente a África, India y China.

“Hasta que se impongan multas financieras severas a las firmas, esas leyes no ayudarán mucho”.

Frecuencia de reciclaje

Un estudio efectuado en 2005 por la organización ambientalista Greenpeace encontró que hasta 47% de la basura encontrada en 18 puertos marítimos europeos era ilegal, buena parte de ella tóxica y destinada a la exportación.

Algunos exigen que los fabricantes se responsabilicen del destino final de sus productosLa industria de las computadoras está despertando a la necesidad de controlar en donde acaban sus productos cuando termina su vida útil.

Algunas computadoras son recicladas y vendidas como equipo de segunda mano, frecuentemente a gente en países en desarrollo.

El gigante de las computadoras, Dell, inició un programa que permite a los clientes desechar sus computadoras viejas sin costo.

Emplean compañías socias para organizar el manejo de esos desechos de una manera ambientalmente segura.

“Es definitivamente un área de retos para nosotros como productores. Dell ha desarrollado un estándar con el que trabajamos en términos de los socios que usamos”, afirma Jean Cox-Kurns, de Dell Computers.

“La mayor preocupación de nuestros clientes, aparte de dónde terminan las computadoras, es cómo se manejan sus datos”.

“Lo que nuestro programa permite es rastrear el equipo a lo largo de todo el proceso”, agrega.

Muchas personas actualmente cambian su computadora cuando solo un aspecto de su actual equipo se vuelve obsoleto.

Dell espera crear productos que permitan a los usuarios cambiar partes de la máquina, en vez de toda.

Fuente: BBCMUNDO.com

Comments are closed.