Alcohol “para prevenir” artritis

Se conocen los beneficios de beber moderadamente alcohol, por ejemplo para reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares.

Pero ahora un nuevo estudio en ratones encontró que el alcohol podría protegernos contra la artritis.

La investigación, publicada en las Actas de la Academia Nacional de Ciencias de Estados Unidos, fue llevada a cabo en la Universidad de Gotenburgo en Suecia.

Los científicos descubrieron que los ratones que bebieron agua con 10% de alcohol durante un tiempo mostraron menos riesgos de padecer artritis reumatoidea.

El estudio, sin embargo, no encontró cuánto alcohol exactamente podría tener los mismos beneficios en seres humanos.

Otros expertos afirman que se necesitan más investigaciones para obtener resultados concluyentes.

“Se han tratado de buscar en diversos medios ambientales y genéticos cuáles son las causas y el tratamiento de la enfermedad”, dijo a BBC Ciencia la doctora Patricia Vélez, especialista de la Asociación Colombiana de Reumatología.

“Y hasta ahora no se ha obtenido evidencia de una relación real entre el consumo de alcohol y los riesgos de la enfermedad”, afirma.

“Además -agrega- ingerir alcohol podría ser un riesgo para estos pacientes que a menudo están multimedicados”.

Inflamación

La artritis reumatoide es una condición causada por la inflamación del synovium, el tejido que recubre y nutre las articulaciones en nuestro cuerpo.

La enfermedad causa que las articulaciones pierdan su forma natural, lo que resulta en la pérdida de movimiento.

Los síntomas pueden durar durante un periodo largo de tiempo, o pueden ser repetinos y pasajeros.

En los casos más severos, la enfermedad puede causar daños graves en las articulaciones y discapacidad.

En el estudio, los ratones recibieron inyecciones de colágeno para inducir artritis reumatoide.

Posteriormente se les dio durante ocho semanas, agua de la llave o agua con 10% de alcohol puro, un nivel que no es tóxico para el hígado.

Los científicos encontraron que la artritis reumatoide se desarrolló significativamente más despacio en los ratones que recibieron alcohol.

También mostraron síntomas menos severos una vez que la enfermedad comenzó a progresar.

Testosterona

Los investigadores indican que el alcohol puede estimular la producción de la testosterona, la hormona masculina.

Ésta restringe una parte clave del mecanismo que libera citoquinas, que son las proteínas que causan la inflamación.

El equipo también encontró que el acetaldehído, que se forma cuando el organismo procesa el alcohol, puede producir efectos protectores similares.

Los científicos afirman, sin embargo, que todavía no logran traducir estos resultados para encontrar la dosis terapéutica para seres humanos.

“Los ratones recibieron una dosis de 10% de alcohol en el agua, pero no sabemos si esta cantidad tendría el mismo efecto en humanos”, dicen los expertos.

“Probablemente debería ser menor”, agregan.

Los investigadores creen que una posibilidad terapéutica podría ser utilizar acetaldehído, que produce efectos similares y sería una alternativa no adictiva.

Otros expertos, sin embargo, indican que el alcohol podría no tener el mismo efecto beneficioso en la artritis de seres humanos.

“Hasta ahora -afirma la doctora Vélez de la Asociación Colombiana de Reumatología- no se ha logrado demostrar ninguna relación entre el consumo moderado de alcohol y los efectos protectores de la artritis”.

“Se conocen los factores protectores de las hormonas, como la testosterona”, señala la experta.

“Pero debido a sus efectos colaterales no es el tratamiento ideal para las mujeres, con quienes ocurre la enfermedad con más frecuencia”.

“Desafortunadamente, hasta ahora no hay terapias o medidas específicas para poder prevenir la artritis reumatoidea, porque hay varios factores genéticos que determinan la enfermedad “, señala la experta.

“Así que lo más importante es el diagnóstico temprano para evitar la progresión de la enfermedad y que el paciente tenga una mejor calidad de vida”.

Fuente: BBCMUNDO.com

Comments are closed.