Cómo hacer un backup de fin de año para que no se arruinen las fiestas

Un accidente informático puede hacer que se pierdan todos los contenidos que atesoramos en la PC. La solución, el backup, es una tarea sencilla, aunque requiere el equipamiento adecuado. Cómo elegir sin gastar de más

Con la cercanía de fin de año, y los casi inevitables balances y análisis de los últimos meses suele surgir esa sana idea de ordenar los contenidos de la PC, revisar qué hay ahí, qué se puede tirar y de qué convendría tener una copia extra.

El backup, es decir, la copia de seguridad de los datos que almacenamos en la PC, es algo que debería hacerse siempre, lo antes posible y con la mayor asiduidad que se pueda, para evitar que una falla mecánica en el disco rígido, un virus, un trastorno del sistema operativo, o un simple y sencillo error humano esfumen años y años de fotos, documentos, mensajes de correo, audio y demás.

Aunque no siempre logramos hacer de esta práctica una costumbre, nunca es tarde para empezar y las ventajas son inmediatamente visibles no sólo ante un desastre, sino como una manera cómoda de tener a mano determinados contenidos.

En automático

Hacer un backup no es una tarea compleja ni requiere de vastos conocimientos en informática. Lo fundamental, sin embargo, es tener en claro qué se quiere salvaguardar y cómo.

La mayoría de los documentos, imágenes y música que tenemos en el equipo se almacenan en Mis Documentos, salvo que el usuario haya elegido otro destino; ante la duda se puede usar el buscador de Windows ( Inicio>Buscar ) para determinar dónde está determinado archivo. Para conocer la ubicación de los mensajes que guarda Outlook Express hay que ir, en la aplicación, a Herramientas>Opciones>Mantenimi ento>Carpeta de almacén . En Thunderbird está en Herramientas>Configuración de cuentas>Configuración del servidor>Directorio local .

En C:\Documents and Settings\ {usuario}\ está la carpeta de Favoritos del Internet Explorer; los del Firefox están en C:\Documents and Settings\ {usuario}\Datos de programa\Mozilla\ Firefox\Profiles\ .

Hay varias soluciones gratis para automatizar la copia de los archivos a otro dispositivo. Recuerde que hacer un backup en un mismo disco rígido (aunque esté particionado) no es una buena idea: si el disco falla es probable que inahibilite todas las particiones.

Lo ideal es hacerlo a un dispositivo removible o alejado; otra PC en la casa o en lo de un amigo, un disco portátil, un CD, un DVD o un servidor remoto.

Algunas aplicaciones gratis, como SyncBack ( http://www.2brightsparks.com/downloads-int.html , hay una versión en español) o Cobian Backup ( http://www.educ.umu.se/~cobian/cobianbackup.htm , también en español), permiten crear un perfil que se ocupará que hacer las copias de rigor a otra computadora en una red local o a un FTP. La versión gratis de Simply Safe Backup ( http://www.simplysafebackup.com ) es capaz, además, de hacer un copia de respaldo a un CD o DVD grabable. El backup se puede hacer completo, eligiendo sólo los archivos que se modificaron desde la última sesión (el método más eficiente cuando se están almacenando archivos de referencia, como fotos o videos), o sincronizando el contenido de dos carpetas.

Caja fuerte portátil

Hay varias alternativas para almacenar físicamente los datos. La tecnología más común es la de los discos compactos (CD), con una capacidad de 700 MB y un costo por unidad menor a $ 1, y los DVD, con una capacidad aproximada de 4,5 GB y un costo por unidad cercano a $ 1,5. Los CD-RW (regrabables) tienen un precio de $ 2,5, mientras que los DVD regrabables rondan los 5 pesos. Una grabadora de DVD interna tiene un precio promedio de 45 dólares; una externa (con conexión USB) puede llegar a los 200 dólares.

La ventaja de este formato, además, es que las lectoras de CD son casi universales en las PC modernas, y las de DVD van en camino de serlo. Si se usarán como almacenamiento a largo plazo, hay que cuidar que no se rayen ni les dé el sol directo, e invertir unos centavos más en una marca conocida y no necesariamente en lo que está de oferta en ese momento.

Para backups temporales, o como medio de transporte de datos entre un equipo y otro se puede usar una llave de memoria USB; en el mercado local hay equipos de 2 GB disponibles por unos 400 pesos. Su ventaja está en el tamaño, en la ubicuidad de los puertos USB, en que tanto Windows XP, Mac OS X y algunas distribuciones de Linux lo montan en forma automática y en la velocidad con que pueden leerse y escribirse los datos.

No es recomendable dejarlos conectados todo el tiempo a un equipo: algunos modelos pueden recalentarse y perder la información que guardan.

Los discos rígidos externos, por su parte, tienen la ventaja de su capacidad (en general, cientos de gigabytes), la velocidad en la lectura y escritura de los datos, su confiabilidad y algunas funciones que vienen integradas al equipo para, justamente, automatizar la realización de copias de seguridad. Aquí, el precio varía en función de la capacidad, el tamaño del dispositivo y las funciones agregadas que ofrece (conexión USB o de red, etcétera).

Una alternativa polifuncional la ofrecen los reproductores portátiles de audio y video, que también pueden funcionar como disco rígido externo.

En el mercado local también es posible conseguir carcasas con conexiones para instalar un rígido convencional y usarlo de disco portátil. La ventaja está en el precio –hay que sumarle unos 25 dólares al costo del disco en sí–, pero hay que tener en cuenta que un golpe o una caída puede inutilizarlos. Las soluciones portátiles basadas en discos suelen agregar una protección contra estos sucesos, y eso es lo que encarece el precio.

Al comprar una carcasa (también conocida como enclosure o carry disk) hay que verificar la conexión del disco (ATA paralelo o serial) y la disponibilidad de una fuente de energía propia.

Algunos permiten su uso sólo enchufándolos a la PC (incluyen dos enchufes USB, para recibir el doble de energía), pero en el caso de una notebook esto agotará más rápido su batería.

Una promesa remota

Con el abaratamiento del almacenamiento y la difusión de la banda ancha apareció otra alternativa que también puede ser útil para hacer copias de respaldo manuales, cuando lo que importa es la preservación de los archivos y su disponibilidad casi universal.

Estamos hablando de sitios que ofrecen una carpeta on line gratis; el usuario sube los archivos y puede mantenerlos como privados o compartirlos (por ejemplo, para crear un álbum de fotos, o poner a mano de varios usuarios una serie de documentos).

El envío de los archivos es sencillo, pero con una conexión de banda ancha hogareña puede ser un proceso lento.

Entre los sitios que ofrecen abonos gratis están MediaMax ( http://www.mediamax.com , 25 GB de capacidad); MyDataBus ( http://www.mydatabus.net , 5 GB) y Omnidrive ( http://www.omnidrive.com , 1 GB, en período de prueba), entre otros. Algunos restringen el volumen mensual de descarga de los datos almacenados.

También se puede aprovechar la capacidad de los proveedores de e-mail (Yahoo! ofrece 1 GB, y Gmail casi 2,8 GB), pero aquí el límite son los 10 MB de adjuntos que pueden enviarse, y la paciencia que tenga el usuario para enviar datos de esta forma. La ventaja está en su confiabilidad, costo y disponibilidad. Yahoo! es capaz, además, de realizar búsquedas de palabras clave dentro de los adjuntos, lo que facilitará encontrar un dato importante en un archivo si por alguna razón el original se extravía.

Fuente: LANACION.com

Comments are closed.